New York City Boy...

Esta, la número 49 de mi conteo de las 125 canciones más significativas para mi, adquiere nueva dimensión con el vídeo, donde inevitable me veo retratado en el joven que protagoniza, llevándome a ese tiempo en que ni la nariz asomaba fuera de mi pequeño mundo, y como es que de la mano de C. M., conocí todo un mundo nuevo que se me presentó como un universo lleno de fantasías y sueños hechos realidad. Y tambien de pesadillas, aunque eso lo sabría más adelante.