...y hasta se me salió una lagrimita

Ya hace tiempo había escuchado sobre el vendedor de teléfonos celulares que, por un golpe del destino, había terminado cantando ópera ante la presencia de la Reina Isabel II. Y pasó como una nota más, una de tantas entre la maraña de notas que es la internet. Hasta que esta noche, y a raíz del reciente fallecimiento de Luciano Pavarotti, había una nota sobre Paul Potts, titulada "Interpretó a Pavarotti y su vida cambió". Ingresé a ella, donde de forma breve se hablaba de la ya sabia historia del vendedor de celulares que se inscribe a un reality show de cazatalentos, tipo Operación Triunfo y American Idol. Y que es ahi, donde el mundo descubre una gran voz, oculta tras un hombre de 36 años, algo obeso y con sus dientes rotos, que estremeció a los que escuchamos la interpretación inicial de "Nessun Dorma". Sin dejar de lado la parte de espectáculo que siempre conllevan este tipo de programas, no pude evitar emocionarme como pocas veces, hasta el grado de soltar una lagrimita...


Más sobre Paul Potts: Sitio oficial.