Un día en la FIL

Vale más tardado que nunca, al fin subí la memoria audiovisual del día que fui a la FIL, en Diciembre del 2007, el sábado 01, para ser precisos.

Sería tal vez un tanto pesado contar con detalle como fue ese día, pero puedo decir que fue un gran día, me sentí muy contento y feliz de haber concretado un año más la visita a la Feria Internacional del Libro. En esta ocasión, el hecho de que Colombia fuera el invitado de honor le añadía encanto a la visita, en los últimos meses me he empapado poco a poco de la cultura colombiana, lo cual se lo debo enormemente a mi amigo Jhon Aleksander, bogotano de nacimiento, colombiano de corazón, y gran amigo, de los más cercanos que tengo, a pesar de la enorme distancia (y más ahora, que ya lleva algun tiempo viviendo en Londres). Bueno, el caso es que olía a Colombia en esta ocasión, y tal vez por eso fue que terminé comprándome dos libros de García Márquez, 'Cien años de soledad' y 'El amor en los tiempos del cólera' que, aunque ya he leído, siempre habían sido prestados. Además, en el caso de 'Cien años...', me compré la edición conmemorativa. Tambien compré, de otro autor (ex) colombiano, Fernando Vallejo, el ensayo 'La Puta de Babilonia', mordaz revisión histórica a la Iglesia Católica. De Luis González de Alba me traje 'La orientación sexual', motivado la mitad por el tema, la mitad por el autor, a quien comúnmente sigo en las páginas de Público, los domingos y lunes. Estuve a punto de adquirir la novela de 'Sin tetas no hay paraíso', del tambien colombiano Gustavo Bolívar, pero me detuve a esperar a terminar de ver la serie televisiva del mismo nombre, cosa que apenas va a ocurrir por estos días en que al fin me hice de la serie completa en DVD y he podido verla completa.

Y bueno, pues ese sábado estuvimos en una conferencia de Marcelo Ebrard, actual jefe de Gobierno del Distrito Federal (de la cual no tengo imágenes porque enfoqué muy mal la cámara), conocimos a Jorge Falcón en persona (je), y vimos mucha, mucha gente; y caminamos más aun, y nos cansamos, y bebimos café Juan Valdez, y nos llenamos de papeles y más papeles, y entré al área de FIL niños por vez primera; me regalaron la edición de Público del día (me ahorre 8 pesos, jajaja), nos hicimos de muchas tarjetas postales del Teatro Diana, el Auditorio Telmex y Zapo ¡Pum! (eran regaladas). Tambien me regalaron unos libros de ensayos políticos, y todo por contestar una encuesta del Instituto Electoral del Estado de Jalisco...

Fue un muy buen día, pienso en él y una sonrisa se me pinta en la cara, un dejo de nostalgia sin querer tambien... es importante por todo lo que rodeó esa visita... Por eso es que, a pesar de que han pasado poco más de cuatro meses, yo se que subo este relato y estos vídeos muy a tiempo...