La Marcha II

"...Y si, el sábado pasado estuve en la Marcha, igual que he hecho año con año desde la primera de la nueva época, aquel junio de 2000. Y este año no quise mostrarme crítico. El año pasado me quejé en mi blog de que aquello ya no parecía sino un desfile de antros, y recibí mensajes de los organizadores cuestionándome mi opinión, la cual mantuve porque eso fue lo que vi. Así las cosas, este año me propuse no criticar y sólo dejarme llevar por el significado de la Marcha... a fin de cuentas, cada quien lo vive como quiere, y si hay quienes ven como sacar provecho de la Marcha, tambien existimos quienes estamos conscientes de todo lo que significa salir a las calles y hacernos (más) visibles de lo cotidiano. En suma, ne gustó más que en anteriores ocasiones, vi más gente, la sentí mas larga, más equilibrada entre lo publicitario y lo participativo, más madura en cuanto a que no fue necesario ya mostrar consignas contra personajes públicos por el hecho de hacerlo, más audaz en cuanto a lo que se vió; tuve la oportunidad de escuchar a Regina Orozco cantar a capella, y me divertí grabando y tomando fotos a lo largo de todo el recorrido, hasta llegar a la Plaza de la Liberación donde, confieso, el cansancio me venció y decidí dar por terminada mi presencia.

Si se trata de simplificar todo lo anterior, le doy un 8 en escala de 0 a 10. No puede ser perfecta, pues el mensaje se perdió entre tanta fiesta, y sigo creyendo que una Marcha no es sinónimo de 'desfile', implica un aspecto social que, sigo creyendo, permanece ausente de cierta forma..."

Las comillas, porque lo anterior sale directamente de un email que envié esta tarde, y quise compartirlo, ante la ausencia que ya me reclaman sobre mis aportaciones de la Marcha. Pero espero ya en próximos días ir subiendo las fotos y vídeos que forman parte de mi memoria personal.