México herido

Es 16 de Septiembre, la celebración de nuestra Independencia, y hoy todo debería ser alegría; un buen pretexto para dejar de lado, al menos por unas horas, todos los problemas que nos duelen como país, particularmente esa ola de violencia que cada día parece crecer más y más.
Y hoy, 16 de Septiembre debería, segun mi idea, escribir de lo orgulloso que es ser mexicano, y tal vez un poco de cotilleo sobre la ceremonia del Presidente. Hoy día en que los medios de comunicación deberían estar cubriendo los festejos, la Ceremonia del Grito, los desfiles.
Pero es hoy, en pleno día de fiesta nacional, que la nota principal no es sino el atentado contra civiles que, en plena celebración, ocurrió anoche en la ciudad de Morelia, la capital del estado de Michoacán.Y ahora no hablamos de desfiles y detalles y gritos, hablamos de muertos, de heridos, muchos heridos, de escenas de sangre, de desesperación; y hablo de la impotencia que esto me provoca a mi, de la vergüenza, de la rabia que el país se esté desangrando día a día, que las notas que llenan los espacios noticiosos solo hablen de ejecutados, de decapitados, de secuestros y robos, del miedo que en las grandes ciudades, y cada vez más en las pequeñas da ya salir a las calles.
Creo que no hay nada que celebrar, esta jornada debe ser un ya basta, un llamado a todos, autoridades y civiles, a hacer no se que, algo. Y hablo desde mi parte irracional, desde este sentimiento de enojo y tristeza, de rabia, de ira; pero mi parte racional tambien desea ya un punto final a esta larga espira de muerte y violencia que ya no para.
Y aunque es una frase más que usada, me pregunto ¿qué es lo que sigue? ¿hasta dónde vamos a llegar? ¿qué mas nos van a robar?.
Hoy más que nunca, que Viva México...
Vínculos a notas relacionadas: