Día de muertos

Esquizofrénica selección para escuchar el Día de Muertos

Por la mañana, acompañando a mi mamá y mi tía, me fui al cementerio local, a recorrer y visitar a mis familiares más cercanos en su día. La mañana era fresca, y a pesar de que el sol pegaba a todo, el viento frio constrastaba con sus rayos pegando en la piel.

El panteón aun no se veia lleno de gente, como supongo ocurrió horas despues. Y como cada año, visitamos primerola tumba de mis abuelos maternos, y despues la de mi papá, en la cual tambien descansan mis abuelos paternos. Este año, mi mamá llevó papel picado para adornar las tumbas, y buen rato lo ocupamos en eso, limpiar y adornar de forma sencilla sus últimas moradas. Tambien llevamos las tradicionales flores de cempasúchitl, las cuales ya asomaban en muchas de las tumbas del panteón. No me deja de sorprender que ese lugar, donde normalmente se ven caras tristes y lágrimas, en este Día de Muertos es más un lugar de fiesta, lleno de flores y paleles de colores, de música, de gente caminando por sus pequeños y terregosos pasillos. Por un día, la muerte se vuelve motivo de alegría, y en verdad se siente la presencia de todos aquellos que se han ido físicamente, dejándonos tristeza, vacío, recuerdos, pero tambien el legado de buenos momentos.
Y asi transcurrió la breve visita, el reencuentro con tantas emociones que tras esos muros parecen revivir. ¿Será correcto desear un 'feliz Día de Muertos'? Tal vez no, pero asi lo quiero pensar.

Presiona en la foto para ver más.