Lo que yo pedía en Navidad...

Libros, muñequitos de Playmobil, pocas veces videojuegos de Nintendo; era un niño fácil de tener contento. Ahora que crecí, tambien soy fácil de tenerme contento... solo es cuestión de querer.