La mala influenza.

El panorama es francamente desalentador. Pasamos del anuncio del día de ayer ordenando el cierre de todos los antros de Puerto Vallarta por una semana, al anuncio hoy del cierre de todo tipo de centro de diversión y reunión en el estado de Jalisco hasta el 6 de mayo, mismo periodo en que no habrá actividad académica en todo el país.

En mi trabajo, es ya obligatorio portar un cubrebocas, mismos que se han agotado en las farmacias de la ciudad; ahora, es común ya ver a las personas con el rostro semicubierto, lo que hasta hace tres días era un hecho bastante inusual.

En los medios, es ya casi imposible seguir la información ante la cantidad de notas que surgen a cada minuto, y los rumores se suman a la paranoia colectiva, aunado a aquellos que piensan que todo es un invento del o los gobiernos para mantener ocupada a la población, distraída de los temas electorales y económicos.