¡Bye bye Mayo!

Hace un mes estábamos vueltos locos con la influenza. Pero ahora eso es lo de menos, mi propia vida cambió radicalmente. Y son tantas cosas que no me nace aun contarlo todo... despues de los capítulos de Soriana y Coppel, y los propios personales, ahora si nada se parece a como era hace un mes. Pero eso es bueno, espero cosas diferentes, es lo menos despues de haber abandonado la comodidad que la rutina me daba.
Tanto que contar, y tan poco queda escrito. Hoy si tengo una deuda con mis lectores, pero me han de disculpar y comprender.
Adiós al Mayo más intenso en años, y hola a Junio. Junio...
Esta entrada si que hace honor al nombre del blog.