Esa cosa rara llamada Cepillín.

Anoche lo vi, antes de dormirme, en las repeticiones del canal Clásico TV, me encontré con uno de los programas que protagonizaba Cepillín, el payasito de la tele. Yo tenia entendido que era un programa infantil, y no le encontré ese aspecto por ningun lado.
Su maquillaje parece más el de un caco común, y con esa cabellera revuelta la imagen de delincuente se acentúa. El vestuario totalmente ajeno a la de un payaso común, los chistes simples y muy privados (sólo el staff se reía de ellos), aunado a los constantes cambios de voz -pasa de hablar con voz payasa a su voz natural-. Su físico, un cuerpo alto, delgado, muy delgado. Y un playback tremendamente mal hecho, el audio totalmente descoordinado de sus movimientos. Fatal, pero sobre todo, a mi me inspiró miedo. En verdad me dormí inquieto despues de ver ese capítulo.
Cepillín me da miedo.