Verano peligroso.

Ya mañana inicia Agosto, y las lluvias no llegan, mas bien ahora son más espaciadas a comparación de las pocas tormentas que cayeron en la ciudad. Y el calor se siente cada día más intenso, más pegajoso, más molesto. Anoche mismo me era imposible dormir cómodamente, y mi humor anda muy amargado gracias a esta ola de calor que no parece tener fin.
Ausencia de nubes, el dominio solar es absoluto, el calor no amaina, y yo de malas, muy de malas...