Reparto de Décimas 2009.

Bajo una pertinaz lluvia, y con un recorrido que duró poco más de tres horas, el domingo pasado dieron inicio las actividades de la feria de Zapotlán, con el tradicional y esperado Reparto de Décimas. El recorrido sacó a buena parte de los zapotlenses a las calles a los que, sin importarles el clima o los problemas de vialidad que siguen generando las obras de la Plaza Las Fuentes en pleno centro de la ciudad, espacio natural para la mayoría de los eventos religiosos el mes de octubre.


El reparto, llamado asi porque anteriormente los programas de la feria incluían un verso de diez renglones conocido como décima en la poesía, es una tradición propia de las ferias regionales, en donde, entre contingentes de danzantes, charros a caballo, chirimias, niños disfrazados de monstruos y ponche para los espectadores, se van anunciando todos los eventos programados para la fiesta religiosa de este año. Claro, ahora no es tan fácil ir repartiendo, son pocos los afortunados que llegan a hacerse de una décima, son tiempos en que hay que pagar por ella, y muchos lo hacen con gusto. Cada año, la décima va precedida del interés de saber, más que el programa, la imagen que, estampada al frente, ilustre al patrono de la ciudad, y su protección contra los terremotos a cambio del juramento de los pobladores.

Ser uno más de los espectadores, significó redescubrir sensaciones de mi vida, hace tiempo ya que no participaba de los eventos religiosos de la fiesta, y ese domingo me dejé llevar por la emoción, me sentí un niño, y no me importó andar saltando charcos o estar bajo la lluvia, y hasta las aglomeraciones, que suelen ponerme muy de malas, me sacaron una sonrisa. Sobre todo, recordé mucho a mi papá, seguidor fiel de esas tradiciones.

http://www.youtube.com/watch?v=ckxqxmWc3Hg

http://www.youtube.com/watch?v=841Z4z0DNas

http://www.youtube.com/watch?v=wFoJkCKudik

http://www.youtube.com/watch?v=AGunvg95h9w

Galería completa: http://www.flickr.com/photos/destierrocorporal/sets/72157622346373293/