Sequía.

Tengo la cabeza muy distraída en muchas cosas, muchas. Y no puedo escribir. Prometo regresar pronto.

(y justo escribo esto cuando se está dando a conocer en los medios de un avión secuestrado en el Aeropuero de la Ciudad de México). ¿Qué más sigue?