Quiero un termómetro.

Quiero tener un termómetro, para saber de primera mano la temperatura. No me gusta depender de los registros de internet, que a veces parecen reales, y a veces me inspiran una sonrisa ante lo contradictorioque suelen ser.
Un termómetro para poder decir: "hoy, aquí, estamos a 20 grados", y tener la seguridad de no estar mintiendo. Digital o de mercurio, algo sencillo con lo que pueda viajar, o tener en casa sin que se note su presencia.
No busco aparatos médicos, de esos que sirven para las fiebres ocasionales. Quiero uno con una escala amplia. No importa que no sea avanzado en tecnología, que no esté interconectado, que no tenga acceso a internet. Si acaso, que sea digital, para tener una lectura más precisa. Del resto puedo encargarme yo, un registro periódico de los fríos y los calores, de los cambios drásticos a los que parece, tenemos que acostumbrarnos.
No sé dónde vendan termómetros, pero espero pronto tener el mio, y repartir lecturas a todos los que se interesen en ellas, en las lecturas de mi termómetro.