De sismos y fútbol.

La ola de sismos en el planeta hizo parada ahora en nuestro país. Un sismo de 7.2° en la escala de Richter hizo epicentro en Mexicali, afectando una amplia zona del norte del país y sur de los Estados Unidos. Una nota importante, tomando en cuenta lo sucedido en Haití y Chile, entre otros países.
Pero no. Para la televisión nacional -TV Azteca y Televisa-, resultó más importante su programación dominical. El enésimo programa de cantantes venidos a menos, y sobre todo, el partido de fútbol más esperado de la temporada, pudieron más que la emergencia que se está viviendo. Ni un corte, ni un cintillo. Nada. No importó que los datos que iban surgiendo a través de la red daban cuenta de un fenómeno importante, de daños y de víctimas.
Las prioridades de la nación pues.