Lo que es hoy...

Desde la onírica visión de los dulces que no estaba por aquí. Me alejé por un buen tiempo y, sobre todo, por muy buenas y poderosas razones. Tal vez algún día las haga públicas, no es este momento para ello.
Lo que es hoy, disfruto de una agradable mañana de diciembre. Con algo de frío, y un vaso de agua de arroz al lado. Con la charla de viejos amigos, de esos que no cambian aunque pase el tiempo. Con mi madre preguntándome eternas cosas de cómo quiere que me prepare la comida, y con las normales ansias de salir en fin de semana. Con las muchas ganas de vivir, y tambien con algo de sueño. La cama llama, pero no haré caso de sus llamados.
El cine se acumula, los libros por leer tambien. A veces parece que falta más tiempo, más vida, pero aprendí que la vida puede ser tan breve, que es mejor vivirla con calma. Lo que tenga que llegar, llegará.
Y esto sigue...