Mariana.

Hoy se despidió de este mundo una pequeña guerrera. Una luchadora que desde su fragilidad nos enseñó la importancia de no rendirse nunca. Su paso por este mundo fue corto, pero es alguien a quien no podremos olvidar.

Mis oraciones y pensamientos para tu familia, y para todos los que te extrañaremos.

Hasta pronto Marianita.