No confundan la cobardía con madurez.