La verdadera muerte...

 La verdadera muerte, la tangible, es esa que llaman Olvido.